Boetek destaca ventajas de la sala de calderas modular frente al sistema tradicional

Boetek empresa líder en entregar soluciones energéticas, destaca las ventajas de una caldera modular frente a un sistema tradicional.

Eficiencia:

  • Calderas Bosch de altísima eficiencia y calidad, configuradas en cascada, lo que permite que se ajuste a la demanda del minuto. Tecnología de condensación permite recuperar el calor latente del vapor del agua.
  • Esquema de funcionamiento hidráulico optimizado y estandarizado, permitiendo una mejora continua en la eficiencia operacional.
  • Sistema de control inteligente y remoto que permite una puesta en funcionamiento donde la sala de calderas modular se adapta a los requerimientos de su emplazamiento y produce ahorros significativos.
  • Aislación del 100% del recorrido de las tuberías disminuye significativamente las pérdidas de calor.

Calidad:

  • Alta ingeniería probada y estandarizada, aplicada exclusivamente para este producto. Sujeta, además, a un proceso de mejora continua donde con la experiencia de funcionamiento se van corrigiendo los puntos débiles.
  • Selección única de componentes con bajas tasas de fallas y alto nivel de soporte técnico en el país, basada en 40 años de experiencia en el mercado.
  • Sistema de tuberías en acero inoxidable aumenta considerablemente la vida útil de las calderas, evitando corrosiones en su interior.
  • Sistema de uniones de tubería ranurado permite una simple y rápida mantención, evitando trabajos de corte y soldadura.
  • Fabricación en línea de producción permite garantizar la calidad del producto, mediante inspecciones de calidad en un ambiente totalmente controlado.

Beneficios para el cliente:

  • Al ser un producto estandarizado, los costos son conocidos desde el inicio del proyecto.
  • Proceso de fabricación permite alta flexibilidad y puntualidad en plazos de entrega.
  • Proceso de fabricación industrializada garantiza la calidad.
  • Prefabricación elimina todas las actividades en obra con personal involucrado y libera al equipo de obra de todas las tareas relacionadas.

Menor espacio y menor impacto ambiental

Las calderas modulares son más pequeñas, en más de un sentido. No sólo minimizan el impacto ambiental, sino que también ocupan menos espacio físico. El ahorro es una consideración importante para muchos tipos de instalaciones. En particular, los propietarios y administradores de edificios pueden obtener enormes beneficios al invertir en este sistema.

Reduce las emisiones contaminantes

La recuperación de la energía permite a la caldera modular trabajar a bajas temperaturas, mejorando la eficiencia y limitando así las emisiones de gases contaminantes, por lo que reducen hasta en un 70%, las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y dióxido de carbono (CO2).

De esta forma Boetek se va posicionando como un referente al entregar soluciones innovadoras y de sustentabilidad energética para el mercado nacional.